El día que se terminaron los me gusta.

Como de costumbre inició su día revisando sus redes sociales, aunque aún recuerda como era la vida sin Facebook, Twitter y hasta sin Whatsapp.

Hace no más de una década era impensable despertarse a hacer algo más que mirar un poco de TV mientras tomabas mate en la cama un rato antes de ir a trabajar.

Te informabas un poco sobre la guerra en medio oriente, otro poco con noticias que comentan una veintena de chicos asesinados en una disco por algún yankee loco y algo sobre buscar la paz mundial, pero no mucho más.

Todavía uno podía empatizar en alguna causa o tragedia.

Todavía podíamos mirarnos más.

Todavía…

Hoy todo es tan diferente que cuando no vió notificaciones en su teléfono pensó que algo no andaba bien.

Bajó las escaleras hasta llegar al router, lo reinició y volvió a su cama.

Miró su teléfono, lo puso en datos y espero a que sincronizara.

Nada.

Intento ver la conexión de wifi.

Nada.

Que raro, pensó. Miró la hora y supo que nuevamente llegaría tarde al trabajo.

Cada mañana hacía quince días que no podía ser puntual y eso hacía que sus días comiencen con un muy mal humor.

Bajo por el ascensor hasta ver los primeros rayos de sol, siguió su camino hasta la Avenida 9 de Julio y tomó el colectivo 59.

Al poder sentarse, buscó en su teléfono y para su sorpresa nada funcionaba.

Comenzó a sentir que algo malo podría haber pasado.

¿Qué cosa?

¿Cómo pasó?

¿A todos o a el sólo?

Tuvo que dejar de pensar en eso y trabajar.

El sol de a ratos le daba en la cara y lo hacía sonreír.

Quiso escuchar la radio y no funcionaba.

¿Algo más que no funcione hoy?

Por suerte tenía algunas canciones cargadas en el celular y con eso se distrajo mientras las horas hacían su trabajo. Llegada la tarde, con la jornada finalizada decidió caminar y pasear hasta llegar a su casa.

Volvió a mirar el teléfono, algo sucedía.

Intentó llamar a algún amigo y no pudo, intentó con otro contacto, y otro y otro hasta que desistió.

Ya estaba preocupado, se apuró en llegar a su casa para descubrir que en la tv solo había un mensaje continúo en los canales de aire con una voz grave que repetía “Informamos que los satélites han dejado de funcionar en simultáneo en todo el mundo. Estamos trabajando para informarles con más detalle lo sucedido. Mantenga la calma, repito…” y volvía a comenzar.

Retrocedimos años en horas, se dijo para sus adentros mientras sostenía su cabeza entre sus manos.

Ya no habían me gusta, likes, corazones, Instagram en vivo, Snapchat, WordPress y tanto spam de mierda…

No había nada allá en esa nube virtual, ni fotos, ni videos, ni música, ni gente que quiera saber de vos, ni gente que te ignore. No había nada.

Supo que el mundo no volvería a ser como lo conocía hasta ese momento nunca más. Encerrado en su casa gris, sin sol ni mucho aire caminaba dando vueltas a la mesa totalmente desconcertado, necesitaba caminar y respirar algo de aire fresco.

Descubrió la belleza del palacio de justicia y la del congreso, lamentándose por su podredumbre interna.

Pudo ver a los que sufrían sin necesidad de un pixel por medio y utilizó sus manos para ayudar en vez de para dar clicks.

Ya no tenía toda esa masa de información continua en su cabeza, se sentía bien, se sentía libre.

Llegó pasadas las cinco de la madrugada a su casa cansado de tanto caminar, se acostó y se durmió.

Al sonar el despertador se levantó.

Revisó Facebook, tres desconocidos lo invitaban a eventos que no le interesaban o quedaban muy lejos de su casa, su hermano lo había etiquetado en fotos del asado del domingo y una ex le había dejado una puteada por Whatsapp, borracha seguro.

Leyó algunas noticias en Twitter, mando unos mails mientras tomaba mate y salió al trabajo pensando que ese sueño no estaba tan mal.

Pensó que era una linda idea que algún día se terminen los me gusta.

Wasp.

 


¿Querés estar al tanto de lo nuevo que subo al blog?
Encontrá todo acá: Memorias de un Pibe de Barrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s