Momentos Oscuros de Substancias – Hay noches que son más complejas que otras

Hace ya un largo tiempo me predispuse a vivir una vida plena y feliz pero lo cotidiano demostraba cruelmente la compleja azaña a la cual me había predispuesto, sin esperar nada especial, desconfiando de quienes se acercaban a mi corazón y, aún, cerrando puertas que se me presentaban como dulces posibilidades de destellos de felicidad conocí a una mujer que llenó cada recoveco de mi alma y soledad.

Le dió sentido concreto a cada acción y palabra que pude expresar, me motivó a crecer desde lo espiritual hasta mi lado profesional, enseñándome matices que alguna vez pude ver y en los cuales ya no creía.

Me colocó en un pedestal, haciendo de mí un mejor hombre.

Me hizo realmente feliz, me hizo creer que la felicidad no podía ser ni más ni menos que un umbral sin final, me demostró que de a dos todo era más sencillo, que los límites que antes me cercaban se podían borran con simples palabras, un abrazo o simplemente una dulce caricia.

Creó un futuro tan seductor que daban ganas de abalanzarse contra todo lo que se cruzara en mi camino con total de verla sonreír una vez, y otra vez sin conocer el cansancio de hacerla feliz.

Supo afilar la confianza en mí mismo, arma que ya había perdido su época de gloria y de conquista.

Alimento mi amor propio al dedicarme bellas palabras sobre lo inteligente que podía llegar a ser, lo honesto, moral y fiel a mi amor por ella.

Salvo que un día decidió arrancarse de mi lado, como un huracán que se avecina sin previo aviso y sin piedad, arrasó cada sentido de pertenencia mutua, borró la sonrisa que tatúo en mi rostro desde el día que me eligió, se marchó dejando en mi boca un silencio de dolor y soledad sin consuelo.

El ego, fiel defensor de mis sentimientos, intentó rellenar y maquillar las heridas sangrantes; peleó contra fuertes rafagas de bronca, enfrentándose a dragones hechos de abrazos, golpeando hasta el hartazgo cada una de las caricias que comenzaban a arder en recuerdos tristes, incendiando las sábanas que alguna vez sirvieron como lecho de un amor “incondicional”, pero agitado por tanto esfuerzo decidió no mentirse más y terminó sucumbiendo ante la realidad.

Derrotado, humillado y perdiendo su sentido día a día no supo como seguir.

Embriagado en desconsuelo comenzó a ser una simple sombra borrosa de lo que fué, tapó como pudo, los huecos de su ser con frases llenas de bronca y rencor y poco a poco se fue apagando dejando detrás un fino hilo de cenizas de amor que alguna vez fue un hogar en llamas.

Se dijo así mismo ya no que podía seguir padeciendo más de la cuenta, que sólo fue una áspera experiencia que le aportó tantas historias bellas como tristes y que podía continuar.

La verdad tarde o temprano afloró en su ser y lo terminó de ahogar, no pudo soportar el sentirse derrotado y la angustia lo terminó asfixiando, y al fin solo y cansado desistió.

Se vistió de negro y decidió esconderse, a tal punto que pareció extinguirse, prefiriendo no intentar destacar más, deseando que ya nadie lo recuerde, pensando que así, tal vez, nadie pudiese recordarle el ardor que sintió al ser golpeado esa tarde gris.

A veces se dice a sí mismo que todo es mejor así, que si no hay algo por lo que luchar tampoco pueden haber batallas que perder, que el amor no es más que una cruel dama que lo acaricia intermitentemente y que luego lo desecha sin considerar los daños que deja a su paso.

Otras noches se alimenta de bellos recuerdos y llora lagrimas que antes fueron risas y sueños…

Pero esta noche decide no decir más, acostarse para dormir un largo sueño que lo abrace con su suave calor y así poder sentir algo que desconfía pueda ser real nuevamente.

 Algunas noches son más complejas que otras y hoy es una de aquellas.

28/06/2016

Wasp.

 


¿Querés estar al tanto de lo nuevo que subo al blog?
Encontrá todo acá: Memorias de un Pibe de Barrio

Un comentario en “Momentos Oscuros de Substancias – Hay noches que son más complejas que otras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s