La Piba del Subte – Capítulo XVI

Mes de Septiembre – 2012

Hace semanas que no la veo y el abandono cayó en mí.
Los días pasan a un ritmo más acelerado que lo habitual.

Sin darme cuenta la rutina del alcohol y la marihuana hacen eco en cada pensamiento a solas.
El alcohol nocturno es sin dudas el más lamentable de mi nueva rutina, mientras que el sol me da una moderación en mis malos hábitos, la luna me es permisiva.
Por las noches ninguna parte de mi cuerpo me impide dormir alcoholizado, parece que sólo debo superar los lapsus de cordura, el resto esta bien.

Miro el teléfono, un amigo escribe “Dale, salgamos. Dejate de joder.” Lo meditos sin antes quejarme un poco, para acceder.

Hace muchas noches que no me distraigo un poco, “Esta bien, en un rato te llamo” escribo para arrepentirme al instante.
Dí mi palabra, tengo que ir.

La voz al otro lado del teléfono me dice que nos veamos en el Abasto para poder comprar algo, no se de qué habla pero igual le digo que si.

Sin entender bien como me veo comprando cinco pastillas de éxtasis junto a mi amigo a una hermosa dealer.

¿Cómo llegué hasta acá?

La noche explora la euforia en las personas y la nuestra comienza en un boliche oscuro de Banfield.
Todos sonríen al bailar entre luces parpadeantes, algunos venden bolsas de algo, ¿cocaína?
No lo sé, no me importa.
Solo sigo bailando rodeado de gente feliz.
Me gusta.

Una boca roza la mía, la rubia de pelo corto, que tengo enfrente, me pasa una pastilla mientras me besa.
Todo gira.
Entre besos y saltos la noche hace su magia, hasta que una voz me invita a “La Misa” el día de mañana, u hoy, ya es domingo. Entonces digo que sí sin pensar y le paso mi teléfono.

Es domingo, pocas horas de sueño me golpean la sien mientras las puertas de un cielo de led´s se abre ante mí. “Así que ésto es La Misa“, pienso mientras los besos recorren pasillos y las manos de comerciantes se rozan suavemente con sus clientes.

No recuerdo bien qué tuvo de especial esa noche, sólo recuerdo que fue mágica. Se que tengo que volver.

Las semanas sin dormir pasan muy rápidas, mi calendario de Google tiene muchas invitaciones que no voy a desestimar para poder seguir sonriendo.
Ahora trabajo para ese cielo de led´s, soy parte más de un mundo zombie que se olvida de la realidad.

Ya no pienso en esa piba que tanto me dolía, hoy el sol no jode, la luna tiene riendas sueltas.

De dormir poco puedo hablar, hay veces que los martes son viernes y los domingos jueves.

Más de un amigo no se encuentra a mi lado, caras nuevas y sonrientes me rodean.
Algunos tienen problemas, pero como todos, o ¿vos no los tenes?
Algunas noches sueño, por suerte son las menos.
Cuando sueño los recuerdos me molestan demasiado, caras y voces llueven por todos lados.
Los sitios de confort se vuelven insoportables, sollozos salen de las paredes.
No, no me gusta soñar. Al menos no durmiendo.

Esas noches de sueños me dan días de ansiedad.
El cigarrillo y la marihuana intentan calmarme, pero sólo puedo pensar en esperar a que caiga la noche, muchas personas me esperan, todo se va a calmar.

Como planeé, la noche y yo somos uno.
Mi entorno cambió mucho en las últimas semanas. Antes estaba sentado en un bar tomando una cerveza y ahora estoy acá en el Vip de un boliche top rodeado de gente que ni sé como se llama.

La rubia voluptuosa de la mesa de enfrente me ofrece una copa de champagne y minutos luego llevarme hasta otra fiesta.
El viaje tiene su salpimentada que dejo a su imaginación, lo que si les voy a decir es que un Whatsapp sale de mi teléfono.

El mismo dice “Te extraño, te quiero ver.”

La noche y yo somos uno, una vez más.
Mi teléfono se apaga, por dos días más no lo necesito.
Aunque no sé que pasará cuando lea la respuesta, de ese Whatsapp que tal vez nunca deba haber enviado.

Wasp.


¿Querés estar al tanto de lo nuevo que subo al blog?
Encontrá todo acá: Memorias de un Pibe de Barrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s