La piba del subte – Capítulo XXI

Mes de marzo – 2013

 

Un nuevo cumpleaños se acerca y ella nuevamente no está.
Al parecer siempre pasa algo caótico que nos aleja llegada esta fecha.

En mi primer festejo de cumpleaños, desde que la conocí, Lu tuvo una rara crisis existencial. Se sentía deprimida, angustiada, fuera de foco diría con la actual retrospectiva. Sin mucho preámbulo desapareció por poco más de un mes y como se retiró de mi cotidianeidad volvió sin aviso previo.

En el segundo quién estaba mareado con la vida era yo.
Cumplir años siempre me generó una incomodidad, si bien no me molesta ser el centro de atención, si me genera mucha ansiedad el estar rodeado de gente que me viene a visitar. Esa cuestión de dividirme en los grupos que no se hablan, ser el nexo.
Inbancable situación, mal momento económico, ruptura emocional.

Pero esta vez es diferente. El porqué del alejamiento es de a dos.
La carga negativa que tenemos sobre nuestros hombros tiene un pesar más grande del que podemos sostener.
Los ojos que se encontraban entre brillos y emoción llevan una oscuridad y vacío tan triste que simplemente vernos nos genera múltiples úlceras que al parecer no van a dejar de sangrar.

La vuelta a la ciudad no pudo contener ese andar suelto y relajado que tuvimos en la playa.
Los besos, caricias y caminatas de la mano no llegaron con nosotros.
Aún la luz que daba brillo a sus movimientos cotidianos se esconde de mis pupilas dilatadas.
Pienso que tal vez quedaron en algún placar húmedo en esa casa de la playa, dentro de esa burbuja en la que supimos escondernos del mundo y su gente.

Se que no fueron las mejores vacaciones para ambos, pero creí que habían sido lo suficientemente regenerativas como para dejar el dolor unos pasos atrás.
Un poco más lejos que la pisada de talones que siento hoy en día.
Pienso en su dolor y en el mío…
Pienso en las no ganas de festejar.

Mi entorno sonríe, quieren que los imite; pero las ganas no las siento en la comisura de mis labios.
Lo que supo ser un destello de dientes amarillentos por el tabaco, hoy es una fina línea recta que no deja entrever nada más que un vacío difícil de llenar.

Estoy pensando en tener unas vacaciones permanentes.
En volar, alejarme sin decir adiós.
Poder desprenderme de cada recuerdo que me ata a su piel, desde los azulejos del baño donde alguna vez apoyó sus manos en una ducha de pasión, hasta el colchón y almohada que aún hoy transpiran su olor.
Apoyo la cabeza en la almohada y los sueños garuan mi tranquilidad.
El sudor en mis axilas y pecho me despiertan por la madrugada.
Otra vez soñé con ella.
El sueño varía, pero siempre mantiene un hilo sepulcral que me eriza la piel.

A veces en un lago, otras en un monte, pero siempre la actriz principal es Lu.

Corre hasta caer en pozos de tamaño incomprensible donde no se ve un haz de luz que dicte el final, camina hasta ahogarse en un mar rojo mientras su agua permanece temiblemente quieta ante sus pasos finales, o simplemente se pierde entre neblinas, árboles nevados y huellas de pies pequeños.
El sudor calculo que nace en la parte desesperante de no poder salvarla.
En ese momento que su mano no se aferra a la mía y cae eternamente, en ese momento que mis brazadas no son lo suficientemente rápidas y se ahoga frente a mis ojos, en ese momento donde ni el mayor brillo puede marcarme el camino para encontrarla.

Un whisky nocturno para ayudar al insomnio que me ataca, una seca de algún porro mal apagado que dejé escondido de mis viejos y vuelta a dormir.

Sin darme cuenta estoy cumpliendo veintitrés años, en solo unas horas estaré rodeado de gente y falsearé alguna sonrisa para no incomodar.
En solo unas horas estaré frente a una torta pidiendo mi deseo más intenso, que todo vuelva a comenzar porque así no voy a poder continuar.

 

Wasp.


¿Querés estar al tanto de lo nuevo que subo al blog?
Encontrá todo acá: Memorias de un Pibe de Barrio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s